martes, 23 de junio de 2015

Entre Tinta y Marcelo

Entre Tinta y Marcelo

 
Nadie pierde, 
me repito mientras acaricio
mi barba frente al espejo,
no pierde Tinta,
si aún la clara luna juega en los jardines,
no pierde Marcelo,
si sus manos lo acercan al amor
aprendiendo del arte,

y quizá todo lo que importe
sean los instantes,
esa profundidad corta que es la vida,
esa flecha al aire que es la nada,
y entre el sentir hondo y la libertad
aventureras palabras,

nadie pierde,
ni la soledad ni el secreto,
el amor es sólo un sueño.

Mi carne y mi vuelo
se juntan en la misma estrella,
Tinta es el poeta el último punto,
Marcelo sabe de lo negro sobre lo blanco,
es como ser éste y el otro,
Tinta busca el libre albedrío
de polvo y viento,
Marcelo lleva en las manos
un fervor compartido,

ambos son un hombre
trabajado por el tiempo,
Tinta tiene el saber del agua
y Marcelo la rutina,
Tinta la inocencia de Dios
como una ráfaga,
Marcelo la voz grata
de una llave en la puerta,

apenas se contradicen
son la intimidad y el misterio,
el amor para ellos es la dicha que la memoria elige.

Cada mañana los lugares
son interminables,
hay manos que aguardan otras manos,
hay almas que son silencio en el ocaso,
hay ratos en que el cielo se hunde
como escalando muros hacia abajo,
hay hazañas que siempre aguardan
la hora del amor de levantarse,

y ese amor hace de Tinta un torpe
que mira sin memoria y entonces
juega con metáforas,
y ese amor es una máscara en Marcelo
y de sus cosas comunes,
él aprende de sus hábitos,
él es como un ave que construye su nido en la ventana,

la gran pregunta es
si estar o no estar contigo,
a Tinta le duele una mujer en los labios,
a Marcelo le duele un hombre en todo el cuerpo.

Entre Tinta y Marcelo
hay un preciso universo,
la luna es un imprevisto de arena y
el poema es un arma inagotable,
las letras son de rosas
y la esencia se guarda en sílabas,
Tinta es una vigilia
y Marcelo es un sediento,
y entre los dos el heroísmo aún verde
se insinúa desde las sombras,

abismo y pilar
viento y hoguera,
Tinta está dentro del laberinto,
Marcelo es el laberinto
y el amor en el centro.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados