domingo, 14 de junio de 2015

Donde estás

Donde estás

 
Allí donde estás, 
donde habitas,
donde el viento es el lugar
donde tu amor se vuelve alas en el pecho,
donde el deseo crece sin horizonte,
donde la ausencia es leve,

y aquí estoy,
cada hilo de mi mente
por tu propio ensueño.

Allí donde duermes,
donde traspasas los umbrales
y la noche se extingue,
donde el amor es mayor
y sabes más el por qué,
donde mañana es el eterno ayer,
donde te estremeces de dos orillas,
el día que amanece
la llama de la madrugada,

y aquí estoy,
anudando dos ángeles en dos palabras,
como dos olas que son a la vez
el mismo mar.

Allí donde la luna
anda entre las ramas,
donde tu cuerpo derrama mis dedos
y la hora empieza como ventanas que se abren,
donde te estrechas a mí
como una nube a su cielo,
donde el cristal es una flor sentimental
y es tuyo mi cuerpo,

y aquí estoy,
entre mis brazos te tengo suspendida,
déjame decirte vida mía que quien te escribe
es árbol robusto y hondo grito.

Allí donde el alma
se ve en el aire,
donde las manos recogen suspiros
y mis letras hablan de estar
y no estar contigo,
allí donde la voz es alivio
y te duele un hombre en toda tu piel,
donde te sabes mujer a un amor nuevo,

y aquí estoy,
como se posa la rutina,
como el amor que por amor confía,
como el rojo de una brasa que nunca se apaga.

Allí donde crees
que te ignoro,
donde supones que por estar lejano soy olvido,
donde los ríos son como un tibio café,
un diálogo de transparencias
entre ecos y respuestas,
donde las calles son caminos secos
sin fin ni comienzo,

y aquí estoy,
hurtando a tu memoria desde mi balcón,
aquí estoy
con el peso exacto del universo,

allí donde imaginas
que debo justificar
lo que te hiere, te digo:

¡soy el poeta y te amo
y este amor no tiene fronteras!

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados