jueves, 18 de junio de 2015

A cada rato

A cada rato

 
Eres sueño que dice que sí, 
que dice que no
que no puede estarse quieto,
eres silencio repitiendo mi nombre
como esa corriente bajo las olas,
eres el más fino amor que no se abandona,

a cada rato me buscas
a cada rato te encuentro,

eres el amor dos veces,
en los ojos
en el pecho.

Eres la noche que alarga mi corazón,
la razón
la sombra lenta,
eres lo poco de la luz que une los cuerpos,
los brazos desnudos
el eco de un suspiro,

a cada rato amarte es fácil como un niño,
a cada rato mi piel es hojas de tu rocío,

eres el amor que se llena ahora amor mío,
el sitio del que me he callado,
la mirada que por cobarde no he visto.

Eres las cosas que no conozco
cuando te miro,
las horas de mis manos sin ti
el aire jamás compartido,
ya ves,
a mi edad madura la sed  parece ser
una humedad que palpita,
un frío por todas partes
hasta apoyar mi cabeza en tu regazo,

a cada rato se despierta el sol y lloro,
a cada rato la luna es esa esquina
donde me conmueve tu voz,

eres el amor que descubres
que está conmigo,
que se mueve trabajosamente
hasta nuestras miradas frente a frente.

Eres esa asfixia suave
cuando no digo nada,
ese verso en el alma
que me roba la garganta,
esa pregunta que no pregunta
y tu cuerpo a mi costado,
el descanso de mi cansancio
tu vientre en mis labios,
eres los deseos que desprendo por toda mi casa,

a cada rato te llamo con palabras acostumbradas,
a cada rato me debato entre amores y fantasmas,

eres el amor que se inclina
como una sábana encima,
te hablo de él y parece que callo,
se siente insaciable y es como si me rompieras por dentro,

a cada rato
el pasado es futuro y el presente se va haciendo,
a cada rato TE AMO:

es como un pensamiento no pensado,
una palabra no dicha,
un camino jamás andado.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados