miércoles, 20 de mayo de 2015

Toda tú

Toda tú

 
Cuanto más te amo,
más extraño tu cuerpo.

Tu cuerpo
en lugar de la luz
como preciosa flor descarnada,
tu alma erguida
como labrado arte,
tu sueño de solemne pintura que se reparte,

me gusta entornar los ojos y observarte,
esa fuerza de tu mirada.

Tu piel
como interior de mi casa,
como ave que acaba en tormento,
tu piel no tiene raíz
es del tiempo,
por momentos desciende al calor de mis manos,
por otros se fija en mi rostro
y es una experiencia que reconozco,

comprendo que mi corazón te escucha,
tu piel es una verdad,
sólo he venido por ti.

Tus manos
se embriagan de libertad,
tus manos son un color que se inventa,
un modo donde las palabras existen,
una aurora que se yergue desde la orilla,
tus manos siempre
resuenan por encima,

tu cuerpo pintado es a tu piel fuerte
como tus manos
que tú me destinas.

Tu silencio
brota desde mi nombre,
tu silencio es dulce afrenta
que denunciado me vas mostrando,
tu silencio oscureciendo
tiene al aire enamorado y espeso,
tu silencio es blanco
y el amor es su indicio,

tu amor me busca desde tu espalda
y yo con amor te espero,
desde los dedos soy fuego,
tu silencio es mi tierra y mi cielo.

Toda tú
pareces un punto en que se halla
la voz nueva,
el todo que es justo,
el mundo que es perfección,
el cuidado y el deseo
que graban mi virtud,

toda tú,
bella y enemiga mía
le das a mi vida el amor,
por ti soy uno solo y dividido.

Amor,
dame siempre el derecho de mirarte
y si el mismo amor me hiere,
dame una muerte severa.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados