lunes, 25 de mayo de 2015

Para ignorar tu ausencia

Para ignorar tu ausencia

 
Así como las flores 
se ven unas a otras abrirse,
así como el verdor es sordo
ante el rocío,
así como es de profundo
el celo de las palabras
que no se dicen,
así como el fuego acaricia
creyéndose un rayo de sol,

para ignorar tu ausencia
yo dejo a mi memoria palpitar,
como dos cuerpos que sólo encierran
un destello de amor,
un mágico pensamiento.

Así como las cosas prosiguen,
como el agua,
así como una señal es servil
y nos demora,
así como dos colores nos advierten
de un ensayo de los dedos,
así como una lágrima es vida
estando cerca o lejos,

para ignorar tu ausencia
yo dejo que mi amor te sueñe como una ola,
como un silencio que contagia insistente
y llamando.

Así como el viento bebe
de las hojas,
así como las aves son soledades altivas
que no saben de límites,
así como los ojos a veces inventan
realidades vacías,
así como se extiende
una mano a la niebla,

para ignorar tu ausencia
yo dejo tu nombre en las horas,
para que el deseo no se esconda,
para quedar en mí y que tú me reconozcas.

Así como la sombra nunca vuela,
así como la pluma es ligera
quizá de otro tiempo
tal vez de otra tierra,
así como la emoción no calla
y es amor en fuga
que no puede detenerse,
así como tú estás sola
y yo te extraño,

para ignorar tu ausencia
yo me duermo en el aire,
como si mi voz se abriera distante,
como si un manantial de
consonantes y de vocales
me rescataran desde el fondo,

para ignorar tu ausencia
dibujo besos perfectos
y te guardo en letras,
y creo todo un mundo
donde puedo besarte todavía.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados