jueves, 28 de mayo de 2015

El sonido de mis versos

El sonido de mis versos

 
Escucha el sonido de mis versos, 
aquí me tienes,
es lo que soy después de todo,
el rincón que te desea,
la espalda que guarda tu aroma
como una piel olvidada,
el traje menos gastado
que espera la cita,
la mesa y las cobijas
de los mismos claros pensamientos,

será que mis horas trabajan
y mi recuerdo,
será que miro demasiado tiempo
los mismos objetos,

escucha el sonido de mis versos,
para que me extrañes yo escribo.

No me gusta ser testigo
y tener que oírme siempre,
no quiero estar aquí
y acaso no poder mirarte,
yo te espero y más te voy queriendo,
yo te considero y no es un deseo gramatical,

quizá mi verdad esté dispuesta
a pagar con sobreprecio,
tal vez aceptar que te amo
sea que todo sigue siendo igual,

la casualidad que se transforma,
los espejos que laten incluso de noche,
los silencios cuando el agua escribe en el viento,
mirarte como antes a cada instante,

escucha el sonido de mis versos,
para que aún me ames
mi amor y mi locura y nada más.

Es como si te dijera:
desde aquel momento
abro las ventanas,
desde aquel día el temblor
en mis venas busca la razón,
desde aquel beso la vida
no sigue, está sentada,

y entonces mis poemas traspasan el aire,
y las flores son entrañables
y se disfraza la distancia,
y mi mirada se detiene sin tocarte
hasta hallarte,

escucha el sonido de mis versos,
aún cuando el día parece haber pasado
siempre queda una palabra por decir.

Si tu cuerpo es la llave de mi amor
no quiero pensar que te necesito,
si tu amor me devuelve en pedacitos
quiero un rompecabezas,

para que me guardes en tus ojos
mientras tus manos me encuentran,
para sentirme agua
y tú el cauce donde mi vida resbala,

escucha el sonido de mis versos,
soy tan tuyo como aquello que se acerca,
ya no tengo el poder para no amarte.

Marcelo Roberto Galán Capel
Tinta de Sangre
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados