viernes, 8 de mayo de 2015

Del verbo amar

Del verbo amar

 
Te quiero 
pero del verbo amar,
conjugando el partir con el volver,
el estar con un TE AMO
en un papel,
el caminar con el poeta
que viaja de tu mano
y su tiempo es brevedad,

te quiero no para descubrirte
sino para soñarte,
no con miedo
sino con necesidad,

que el verbo amar
da razones,
de ahí mi urgencia por quererte.

Te miro
pero del verbo amar,
con la alegría de mirarte
y el temor de no encontrarte,
con el gozo de dos corazones
de dos cuerpos que se juntan,
con el silencio y la complicidad
de dos pieles desnudas
frente a frente,

te miro en comunión plenamente
con cada suspiro,
te miro con la expresión
del amor viviente,

que el verbo amar
es una luna en el espejo y sólo contigo,
por eso te miro.

Te hablo
pero del verbo amar,
con esa voz que es tuya y poesía
que de mi pecho sale como un rayo,
y te convierte en vida,
para ser más preciso, en muchas vidas,
será que si amo a alguien quiero que exista,
será que te conozco y no hay mejor propósito que hablarte,

entonces te hablo
así como la flor al abrirse,
con un recelo profundo
y aroma a poeta,

que el verbo amar
ilumina las palabras que acaricia,
por eso te hablo.

Te llevo
pero del verbo amar,
porque conmigo van los deseos que encierras,
porque somos la apariencia del viento,
yo el más enamorado
y tú la orilla,
yo definitivamente ola
y tú la arena,

te llevo como el alma
que insiste libre y recuerda,
es que con nosotros el amor es apto,
yo soy el otro lado
y tú la puerta que ninguna cerradura corrompe,

que el verbo amar
es sombra hecha de luz,
que tú eres quien comprende,
por eso te llevo,

que te amo
pero del verbo amar,
con el amor mío.

Tinta de Sangre
Marcelo Roberto Galán Capel
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados