jueves, 30 de abril de 2015

Sorpréndeme

Sorpréndeme

 
No sé,  
no me preguntes el color
pero sorpréndeme y
que sea fácil, es decir,
no hace falta que mires a través del sol
ni que te propongas reservar la luna para esta noche,
no es necesario que dialogues con las normas,
y que por una vez te dejen escribir
un gran letrero en mitad de la calle
y que todo lo abarques,
hasta el frente de las casas vecinas,

con música
tarareando un sentimiento,
quizá la impronta de arrastrar a un par de pájaros
y que nos miren haciéndonos el amor,
tal vez dejar en un papel
que nos amamos como el primer día,
y lo colgamos del aire
para que cualquiera lo lea
y provocar una sana envidia, sorpréndeme,

quiero caminar y escuchar: son ellos,
los que se entienden con la mirada,
amigos y amantes.

Sorpréndeme sin necesidad de tocarme
y juega con tus gestos,
por ejemplo te arrimas como si fueses a traspasar
la línea de mis labios y te detienes,
y con íntimo acercamiento me dices que te gustan
pero no me besas,
y me dejas tu aroma
hasta que mis ojos parecen ser
varios hombres que te desnudan,

me gusta verte en esa tesitura lenta,
como un corazón que se abre,
como descienden las aguas
a la pasión que acecha,
como tus letras
que vestidas de amparo
parecen decirme:
yo te amo, sorpréndeme,

quiero tomar a cucharadas
cada una de las horas que me regalas,
quiero bien amarte.

Sorpréndeme como cien rostros iguales
que yo descubriré quién eres,
si la que carece de voz
y es hacedora de toda mi piel,
si la que me ama
con su amor palpable de muchacha,
o la que me borra del placer para inventarme
o quién sabe,
quizá el amor que es toda mi consecuencia,

quiero creer que estoy volviendo
porque tú estás aquí,
y quiero llegar tantas veces
como tanta tu osadía y me sorprendas,
que el amor es luz y sombra,
puntualidad y tardanza,
es no creer y confianza,
es recompensa y vergüenza.

Sorpréndeme y
que el puente sea la duda,
que tú y yo somos culpables e inocentes
del mismo amor.

Tinta de Sangre
Marcelo Roberto Galán Capel
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados