jueves, 2 de abril de 2015

Los asuntos de mi alma

Los asuntos de mi alma

 
Es asunto de mi alma 
esta idea de quererte como
el espacio que ocupas,
como la lluvia temprana,
este amor que se agrupa
siempre a mi costado
tomándome la mano,
besándome hasta regresar
al balcón de tus flores,

es asunto de mi alma
este tiempo de mis raíces a tus cabellos.

Es asunto de mi alma
este amor que va despacio
desde el corazón que desgarra,
este amor que sin olvidar ningún eco
resuena entre el ayer y el mañana,
este amor que sacude y arranca tu vestido,
que te desnuda como un raudal viento a su pluma,
que es savia y matriz de tus ríos,

es asunto de mi alma
este poeta de amor largo, de largas horas, de largo fuego.

Es asunto de mi alma
mi boca que arrastra a tu boca,
y mi alba extrañando a tus noches
y mis pájaros reducidos a tus besos,
y mis manos combatientes
y mi simiente esperando tus dedos,
y mi cuerpo despertando del todo
y tu piel más cálida que nunca,

es asunto de mi alma
este amor que irradias, esta pasión errante
que me provoca y me mueve.

Es asunto de mi alma
mirarte hasta cubrir de verdad mi mirada,
y tocarte inmensamente hasta esclavizar mis sueños,
y suenes dichosa en mi garganta,
transparente,
llena
y feliz,

es asunto de mi alma
que mi alma te sostenga,
¡sólo quien ama vuela!
y yo viajo a ti decididamente vivo.

Es asunto de mi alma
que mi sangre fluya,
que escriba hasta respirarte,
que seas mi constante,
mi mujer como un leño,
que sobre mi lecho sin distancia
seas quien exija un amor respetable,
que te vistas de mis días,
que me comas por dentro,

es asunto de mi alma
que seas todo esto y lo otro,
un hombre que a ti se entrega,
un gemido largo.

Tinta de Sangre
Marcelo Roberto Galán Capel
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados