martes, 24 de marzo de 2015

Un amor extraordinario

Un amor extraordinario

 
Un amor así, 
de los que el corazón pierde la razón,
y el color de una botella pasa a ser
el naufragio más bello
con que el mar cuenta su relato primero,
un amor de sueños alojados en el costado,
un amor trenzado en el silencio,
un amor silabeando tu cuerpo,
un amor a solas con tu piel.

El amor mío siempre es de pronto,
de pronto quiero verte,
de pronto quiero tocarte,
de pronto quiero hacerte el amor
y la tarde
y la noche
y la mañana,
los amores extraordinarios son así,

me despierto,
te miro,
te siento a mi lado y en mis venas
y de la boca es como si me saliera una estrofa,
un reducido poema
donde amarte más es amarte siempre.

Anoche mientras dormía
fui la intimidad y la costumbre de aceptarte,
la virtud de mi memoria
que siempre te elige,
anoche, arrojado a la quietud
a orillas del día
te busqué en los recodos de la sombra,
te respiré en cada paso,
te habité como un ave que desde las alturas
cae en tu fuego,

¡los amores extraordinarios son como largos ríos
y largos puentes
y el ojo que los mira!,

apegado a ti
escuchándote latir,
abrazándote como un trébol de cuatro hojas,
¡ay princesa mía!,
te escribo y veo sobre tu cuerpo
un verso ingrávido como una coraza,
es mi amor extraordinario que te espera sin prisa.

Amor de mi alma,
el aire es claro si te siento venir,
mis flores un nido,
todo lo mío es ancho y es tuyo,
todo lo bien,
todo lo mal, todo
para que me reconozcas,
todo lo que arrojo al silencio,
todo lo que pretendo alcanzar,

este amor extraordinario
se parece un poco a mí
y tiene rasgos tuyos
y nos reclama,

este amor extraordinario está al alcance,
su ventana está desde antes
aunque tengamos otro rostro,

los amores extraordinarios permanecen,
su tiempo es giratorio.

Un amor así es decirte TE AMO
con todo lo que hay en ti,
con el mundo a través de ti,
es que yo me amo al amarte.

Tinta de Sangre
Marcelo Roberto Galán Capel
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados