jueves, 19 de marzo de 2015

No creo

No creo

 
No creo en la casualidad 
de haberte conocido,
confío en nunca haberlo intentado,
cuando te miro
miro al amor de mis días,
a la vida de mis momentos,
te quiero, lo sé,
me gusta hacer contigo de este mundo una poesía.

Tú y yo coincidimos en este laberinto,
en este amor profundo
que nos frecuenta el alma,
llegamos con el viento,
nos estacionamos en historias
y a veces hasta podemos escuchar
nuestra propia voz en la intimidad,
nos escribimos como hojas en remolino,
nos abrazamos soñándonos despiertos
somos el amor en nuestros puertos.

Quizá sobren las palabras
para explicarte cuánto te amo,
te pienso y voy cayendo lentamente en tu piel,
es que mi cuerpo guardo en el tuyo
tan espontáneo como natural,
a los dos nunca nos pareció del todo raro
sentirnos un timón a la deriva,
dos tontos con espacio para crear una rosa
y sonreír porque sí.

Quiero verte volver vida mía
vuelta poeta en mi piel,
y aquellos ojos que me siguen diciendo lo mismo,
y la ansiedad que muerde tus labios
y tu piel íntima a mi lado,
quiero que estés en cada línea de mi poema contigo,
mi única respuesta eficaz
es decirte que te amo,

te amo como quien vierte un óleo,
como la mano que requiere la vida entera,
como el mundo que pierde de vista los ruidos,
como el azul del artista que resume su trazo a un beso,

amarte es como si por primera vez
mi boca se entreabriera y siempre
cerrara los ojos para recomenzar,
para elegirte,
para comprender que el azar
no es mirarte y que tú me mires.

No es casual que nos sintamos cada vez más cerca,
que nos respiremos confundidos,
que nos encontremos donde el viento va y viene,

no es casual acariciarte lentamente
como te acaricio ahora,
con un amor dulce
ahogándonos breve,
con instantes de aliento
como el reflejo de la luna en el agua.

No creo haberte conocido,
desde siempre estuvimos agazapados
jugando a las escondidas,
y nos mostramos un poco cada día,
y nos colgamos a veces como llovizna,
y nos deseamos diferente hora tras hora.

Tinta de Sangre
Marcelo Roberto Galán Capel
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados