jueves, 19 de marzo de 2015

Ella es hermosa

Ella es hermosa

 
No hermosa 
de las que tienes
dos pasos adelante
dos pasos atrás
y no puedes dejar de mirar,
no de las que cargan
con ojos que parecen guardar
los secretos de los mares,
no de las que forman un horizonte
con sus curvas
ni de las que abren el cielo
con sólo decir hola,

ella es hermosa,
de las que están lejos y suspiras.

No hermosa
como la luna que te lleva a soñar,
no de las que desbordan el tiempo
y no puedes más que vibrar,
no de las que pasan
y a su paso todo parece girar,
los besos que tantas veces deseaste,
los versos que simplemente caen,
las noches en que el alma no se contenta,
las noches obstinadas,

ella es hermosa,
de las que el amor no se dice con palabras.

No hermosa
de las que encantan hacia donde camina,
no de las esquinas que parecen jamás doblar
si ella se queda parada,
no de las manos que como hojas
se desatan si ella se acerca,
ni de las mariposas que revolotean,
ni del sol estremeciendo al mismo sol
si ella sonríe,

ella es hermosa,
de las que las flores se abren con su azul sentimiento.

No hermosa
de esa cascada de sed que deja en tu aliento,
no de esos brazos que sientes cruzar en aguas
si ella te abraza,
no de su cabello que extendido
golpea cada ventana,
ni del curso de una rueda que siempre va,
de los sueños a los papeles,
de las letras a la tinta,
de la sangre al color de los desvelos,

ella es hermosa,
de las que mil páginas no son nada si ella no te ama.

Ella es hermosa,
de rimas profundas y encadenadas,
de puertas que tienen una extraña claridad,
ella es el amor que se atreve,
el que se debe pisar,
ella es un libro de tranquilas redes,

ella es mi princesa,
mi tierra infinita,
mi ocaso verde.

Tinta de Sangre
Marcelo Roberto Galán Capel
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados