miércoles, 25 de febrero de 2015

Algunos besos duran

Algunos besos duran

 
Algunos besos duran 
más que la misma voz,
como si pensaran,
como si un amor inconcluso,
un escrito a punto de germinar,
una rueda en movimiento,
y se condenan a una mirada
desde el alma,
y se arrebatan de mil sueños
como en un valle íntimo de sol,

es que algunos duran
aunque sean chiquititos,
resbalan desde el corazón.

Algunos besos duran
lo que dura una promesa,
entonces siguen buscando,
son esos que comienzan con el sentir,
que continúan con una caricia,
son más que manos,
pájaros que descansan
después de un largo camino
recuperando su lugar,

es que algunos duran
un poco más,
son como mil palabras de agua.

Algunos besos duran
hasta el fondo de la noche,
despacio y sin pausa
comprendiendo los silencios,
como un poema tibio y tembloroso
por cada poro del cuerpo,
como el verbo de la sangre
convirtiendo en cálidos suspiros los colores de la boca,

es que algunos desnudan el alma
alejándose del mundo
y sin rumbo besan como recorriendo los cielos,
como saltando las olas del mar.

Algunos besos duran
mientras ruedan por el viento,
son como lágrimas de inolvidables momentos,
un abrazo que jamás suelta,
un placer impetuoso,
una pregunta intrépida,
un amanecer que devora como la sombra,

es que algunos son como cartas
que al leerlas enrojecen las mejillas,
como brisas de suave vaivén.

Algunos besos duran a su antojo
y son como un tallo de flor
alimentando a una mariposa,
sangre cargada de perfumes,
silencio de razón perdida,
herida transparente susurrando,

es que algunos recorren la piel
como a un libro abierto,
justificando,
ávidos de cercanía y ciegos
con las alas de libertad que el amor brinda,

quizá para enseñarle al amor
lo que es la eternidad,

tal vez tú y yo juntos
riendo sin tiempo y
perfectamente despeinados.

¡Algunos besos duran aquí y allá
porque saben morir y volver,
porque son como mil besos y después diez mil,
porque nunca serán suficientes!

Tinta de Sangre
Marcelo Roberto Galán Capel
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados