viernes, 2 de enero de 2015

Hola, te he mentido

Hola, te he mentido

 
Te mentí toda vez 
que dije que me duermo
pensando en ti,
la verdad es que no puedo dormir, ´
es como si fuese dejando algo
que al mismo tiempo voy recogiendo,
pedazos de la vida tuya,
pedazos de la vida mía,

la verdad es que estás
siempre en la frontera y yo te miro,
¿cómo no mirarte si eres necesaria?,
tú ocupas el aire de mi aire
y mi libertad larga y tendida.

Te mentí toda vez
que dije que un color,
un sonido sabe a ti,
la verdad es que eres todas esas palabras
que me esperan en los cristales,
como si olieras a todo lo que miro,
a la flor y la sonrisa,
a las piedras y a las rosas,

la verdad es que
tú eres el fuego de mi sana costumbre,
mi aliento hasta la cumbre,
mi ambicioso mar de pétalos,
tú defiendes mis sueños
y yo tu amor disputo.

Te mentí toda vez
que dije que te sigo y te persigo,
la verdad es que nunca te vas,
eres mi compañera de alma,
el amor que siempre a mi costado,
ese calor que sólo sabe de mi corazón,
como si bien temprano fueses la madrugada,
como si tarde, el ocaso rodando por el suelo,

la verdad es que
de ti estoy sediento,
con esa sed de encontrarte y besarte hasta la locura,
es que me habitas,
y así días y días de todos los tamaños.

Te mentí toda vez
que dije que me dolía amarte demasiado,
la verdad es que te amo,
como esa paloma que asciende en un vuelo interminable,
con un amor impreso desde la hora
hasta las manos,
amando con amor confeso,
vigilante de la boca pero también, demandándola,

como las olas a su arena,
como la noche oscura a la noche que espera,
como ese rubor prometiendo la mirada,
la verdad es que me faltas,
desde tu ausencia hasta toda tú.

Te mentí toda vez
que dije que quería que vuelvas,
si estás lluviosamente dentro,
si prevaleces en el tiempo,
si el hogar es nuestro,
si siempre me veo en ti,
en todos tus espacios,

¡es largo mi amor como un amor largo,
como una bandada de versos
y tormenta de silencios!,

la verdad es que soy un árbol desbordante,
y tú la voz que me sujeta a la tierra,
venturosos,
iguales.

Tinta de Sangre
Marcelo Roberto Galán Capel
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados