jueves, 22 de enero de 2015

Ella es así

Ella es así

 
Ella es así, 
de verdad,
me piensa con los ojos cerrados,
bella porque su alma está hecha de mar,
cautivante como un umbral,
cerca como la inspiración de un reflejo,

ella es un rincón
como el agua que se atesora,
la corteza de la debilidad,
un amor sin igual,

ella es así,
distinta a las demás.

Ella es así,
de mirada segura,
de silencios por horas
y se toma el tiempo y me desnuda,
ella pasa y entonces quiero más,
y me habla y quiero más,
y me toca y quiero más,

ella es como una luz que me devora,
un suspenso inesperado
con esos ojos que siempre me convencen
y me enamoro,
y el viento se hace poesía,

ella es así,
una ventana abierta con borde sin final.

Ella es así,
a veces siempre y otras quizá,
una bisagra entre ser única y la libertad
y se enfrenta siempre a mí,
si quedarse entonces la miro desde los pies
negándome a morir,
si partir arriesgándose a extrañarme,

y ella me puede
como el mismo camino,
como esa espera de suspiros que no hieren,
como ese sueño de amor que se sueña mirando el cielo,

ella es así,
un beso en un marco sin preguntas.

Ella es así,
no puede ser de otra manera,
ella ríe y cuando ríe
su primavera me condena,
ella duerme y cuando duerme soy promesas,
ella espera y cuando espera
soy un hombre que la mira,

ella me conoce,
sabe de mis deseos,
de mi amor respirable,
de mi estado posible porque la extraño,

ella es así,
como la noche que me mira desde el techo
y ya van como mil años.

Ella es así,
como toda primera vez,
un aliento que se extiende lento,
una palabra detallándose en caricias,
caricias sin tacto transformándose en caricias,
caricias íntimas a las que juntos despertamos,
caricias inmensas como la última confianza,
caricias implacables con pronóstico de amor,

ella tiene razón,
hay una breve escala en mi amor,
es cuando me pregunto por qué,
¿por qué la amo?,
pero sólo es un instante
después lo tengo claro,

la amo porque ella es así,
esa costumbre de amarla hace a mi entrega
y no se me gastan las palabras.

Ella es así,
de verbos maravillosos,
de primeros pasos
y primeros ojos.

Tinta de Sangre
Marcelo Roberto Galán Capel
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados