sábado, 27 de diciembre de 2014

Por mi Tandil

Por mi Tandil

 
Juntos y de la mano, 
por mi Tandil,
y de los balcones penden flores,
quizá, dándonos la bienvenida,
y en el aire gajos de cielo nos abrazan,
y sobran nuestras ropas,
y bastan las miradas.

¡Para el amor!,
nos contenta caminar sonriendo
por mitad de la calle,
para regalarte, una sorpresa:
¡oye niño, acaso tienes una rosa
para esta dama bella?,
para besarte, no más que mis labios,
para mis caricias, que tus caricias no alcancen.

Para el silencio de los que
a nuestro lado pasan,
que juntos y de la mano y las nubes
pareciendo fuegos de artificio,
¡y los comentarios
de la gente siempre!,
que se cierren juntos de olvido y de azar.

Y en un barquito de papel
en aguas de ayer,
nos embarcamos juntos y de la mano,
tú a mi costado sabiendo que te elijo,
yo cautivo y desarmado ante ti,
y la gravedad es una ventana
repitiendo siempre la misma madrugada,
¡es que contigo el tiempo no pasa!,
y al día siguiente por ti mis papeles hablan.

Por mi Tandil
estrenando sentimientos,
¡esos que tantas veces hemos escrito!,
pero es distinto piel a piel,
y tu cabeza reclinada en mi pecho
y yo sabiéndote como se sabe el amor,
derramándose en palabras mudas,
comprando ternura en cada esquina,
jugando con la brisa,

que para los amantes
no hay momentos,
¡oye vecino, le presento a mi mujer!,
y todo alrededor se vistió de azul marino.

Y juntos de la mano y el después,
y el después de los abrazos que rescatan,
y las tardes saltando como si no hubiese más,
y un anillo que nos compromete
como si hiciera falta,
¡niño, tienes otra rosa para mí?,
de purísima y sangre, por favor,
es que nos hemos jurado amor,
y mi Tandil es testigo,

que para el amor no hay horas,
que para las horas,
el sol y la luna se aman,
que para amarte así
sólo es necesario mi Tandil,
y tú y yo,

¡juntos y de la mano,
a punto de emigrar!

Tinta de Sangre
Marcelo Roberto Galán Capel
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados