martes, 9 de diciembre de 2014

De las cosas libres

De las cosas libres

 
Llevamos el futuro en la mirada
y llevamos el pasado en los labios,
en la mirada llevamos
ese niño que aún quiere ser mayor,
en los labios llevamos el amor
que no pregunta la razón,
porque miramos entendiendo los instantes,
porque decimos para volver a nacer,

llevamos un poeta cargado de lluvia
y callado de silencios,
llevamos un encuentro
hacia un poema que ambos tenemos.

Llevamos en las manos una mujer que nos cuida,
y llevamos en los cabellos un papel cosido
hasta el mínimo detalle,
en las manos llevamos
esos motivos que dejan respirar al alma,
en los cabellos llevamos la calma
de los puros gritos,
porque tocamos haciendo lo posible,
porque jugamos hilo a hilo,

llevamos cada palabra a lo escrito
y cada latido a la piel,
llevamos una poesía
como una gaviota frágil.

Llevamos en el aire el diálogo con uno,
y llevamos al poeta y su forma de estar en el mundo,
en el aire llevamos la pintura,
la canción,
la escultura rica
y la piedra fría,
del poeta llevamos el lector pequeño
de pequeñas huellas,
porque sentimos de sed y arena,
porque el poeta nos envuelve
y su rumor suave del mar,

llevamos entre tú y yo
muchos caminos de pocas veredas,
llevamos lo blando y lo duro,
¡no somos tan distintos!

Ambos tenemos ojos,
por eso los lazos,
nos apresuramos y crecemos y nos leemos,
estamos cubiertos de palabras,
porque llevamos,
llevamos el amor de golpe,
como un probador ambulante de flores,
llevamos cartas de la luna
porque somos el cartero,
del amor que se enamora del agua,
del agua que lo ama en su locura,

llevamos un arma cargada de aliento,
tú con tus dedos resbalando,
como raíz sin tiempo,
yo con un deseo lleno de puentes,
e imagino que vienes,

llevamos los colores de las cosas libres,
tú el de las nubes,
yo el de los pájaros,
el de las nubes de hojas que luego se abandonan,
el de los pájaros que no tienen
por final hacerle caso a los años.

¡Llevamos la costumbre de hacernos falta,
estamos próximos,
más que en sueños!

Tinta de Sangre
Marcelo Roberto Galán Capel
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados