sábado, 22 de noviembre de 2014

Te falto, me debes

Te falto, me debes 


Te falto,
no es que no te ame sino
que necesito amarte con el corazón,
de la ilusión que da el amor,
de la recompensa cuando se necesita,
te falto porque te extraño
y pienso en ti a cada rato.

Me debes,
me hace falta verte,
no es que lo tenga todo
es que sin ti no tengo nada,
tú eres el motivo,
me debes porque siempre vuelves,
porque sabes hacerlo
y me haces falta.

Te falto,
como la lluvia y el sol
al rostro y la mano extendida,
para ser parte de mí
a cada momento,
para ser parte de ti
y contemplarte en silencio,
te falto para abrazarme a tu amor.

Me debes,
para poder olvidarte
y entonces ir a buscarte,
para quererte demasiado
y que sobre lo que te digo,
para buscarte entre la gente
y entonces tú llegas,
me debes darme cuenta
que tú eres todos mis días.

Te falto,
aquí a mi lado
y cerrarte con estas palabras,
y con las mismas palabras escucharte,
para caer en tus manos
sucediendo un poco,
un poco en tus ojos,
un poco en tu regazo,
un poco contigo y un poco que me alcance,
porque te falto,
nada más y de ningún otro modo.

Me debes,
sé que me lees,
tú eres como esta cama que te goza,
como este amante que te estrecha,
me debes que quiera besarte
con grado o con fuerza,
es que contigo me debes todo,
y todo es mi cuerpo y tu cuerpo después.

Te falto,
es tuyo y mío este lugar
más que nadie,
me debes en todas partes,
porque te falto tal vez cayendo,
porque me debes no más que tu amor,

te falto,
me debes,
dos o tres segundos,
dos o tres eternidades.

Tinta de Sangre
Marcelo Roberto Galán Capel
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados