miércoles, 12 de noviembre de 2014

Parte

Parte

 
¿En qué parte de ti me quedé?,
¿en tus ojos?,
mis sentidos te escuchan,
mis latidos te abrazan,
mis manos se deslizan desnudas
toda vez que te pienso,
es decir,
todo el tiempo,

eres parte que me toca,
que me siente,
que me besa,
que me ama,

¿en qué parte de mí?,
¿en qué parte?

¿En qué parte de ti me quedé?
¿en tus labios?,
mis caricias son de suspiros,
mi silencio goza de tus costados,
soy parte de esa mirada que a la madrugada
te despierta confusa,
que te derrama
y te ciega
hasta que repites mi nombre,

eres parte que me llena,
lo grita mi corazón,
eres parte incansable,
mi más dulce capricho,

no es lo que crea,
si me inclino como un torrente
ensanchando tu río.

¿En qué parte de ti me quedé?,
¿en tus manos?,
tuyos los álamos de este amante,
tuyo mi pecho como dos campos,
tuyo el amor que con amor me asomo,
tuyo mi rostro que es dos veces en tus pupilas,

eres mi parte más cierta,
mi modo de ocurrir,
ese mirar que por mirar nunca se cansa,
mi desnuda claridad,
mi alma,

no es que no te ame,
si te pienso en las letras y en las cosas,
no es que no te encuentre,
si te miro cuando mi cara en el espejo.

¿En qué parte de ti me quedé?,
¿en los besos?,
estás en mí como entre pañuelos,
versos, cartas,
como en una tarde de otoño,
como una ardiente flor,

eres mi cuerpo
vibrando en todas las direcciones,
entre las horas y para siempre
para seguir amándonos,
eres hoy, mañana y todavía,

¿en qué parte de mi noche interminable?,
¿en qué parte de mis días?

Tinta de Sangre
Marcelo Roberto Galán Capel
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados