martes, 7 de octubre de 2014

¿Sabrás?

¿Sabrás?

 
¡Si yo sé de suspiros al mirarte,
que sepas tú respirarme!

Yo soy el hombre que te mira,
mejor, yo soy el leño
que sirve a tu hogar
cuando el tiempo
es tiempo de siembra,
y quien te concibe uniendo las formas,
y las fronteras que simplemente permanecen
cuando te miro,

yo soy el hombre
de tus miles de libros
y tú, mis miles de páginas,
y tú que me buscas,
y yo que a veces me pongo a pensar un poco en ti.

¿Sabrás que siempre
quiero ver más cuando te miro?,
¿sabrás que tú eres mi lugar más apropiado,
el que me llena de aire,
el que responde con mi voz?

Yo tengo frío cuando te necesito
y desespero cuando deseo tocarte,
y te miro como si trataras de pensar un poco en mí,
como si aparecieras en pájaros
y me reconocieras sin importar todo el resto,

yo te siento devolviéndome al hombre
que siempre me recomiendo ser,
el que te mira inclinado a tus labios,
el que espera por tus manos
y tus ojos en mis días,
el que sonríe como un cultivo,
mientras tú y mi alma
son mi alma y tú,
peligrosamente cómplices.

¿Sabrás que el mundo siempre ha sido así,
tú mi poesía y yo en ti?,
¿sabrás que el vicio de mirarte,
suele enredarse en mis sábanas
hasta el momento propicio?,
¿sabrás que no tomo precauciones ante el amor?

Yo caigo fatalmente en la trampa de tu nombre,
y tú me inspiras en la mujer que no termina,
yo te encuentro muchas veces
mientras te amo,
tú prolongas mi piel hasta interrumpir tu luna,
yo me obligo a tus redes,
tú satisfaces mis caprichos, y te miro,

¿sabrás que te miro de la mañana a la noche?,
¿sabrás que me dejas sin respiración,
como una hoja de papel y un lápiz?,
y la hoja sin espacio libre donde escribir,
y el lápiz ya tan gastado que ni vale la pena intentar,
¿sabrás que es inútil no amarte,
que el amor es justo y suma entre nosotros?

Yo desde antes,
desde mucho antes te miro,
a eso me refiero cuando digo
que razono a mi manera,
tú, y mi cara llena de ti,
yo, el hombre que te ama,

¿sabrás que no digo una cosa por otra?

Tinta de Sangre
Marcelo Roberto Galán Capel
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados