martes, 21 de octubre de 2014

Porque tienes

Porque tienes

 
Porque tienes esas hojas
que en vertical danzan,
ese oficio de la palabra
que es en tu boca,
pequeña ternura,

porque sabes estar presente
con una mirada que no se deja caer,

porque te acomodas al silencio
y un día te contestas,
y tu amor es un verso
de dos extremos
y una sola entrada.

Porque tienes la nada
y eso te hace libre,
y entonces decides la pausa,

porque tus caricias son largos caminos,
con algo de dulzura y un poco de sueño,

porque juntas las raíces del aire
y tu propia voz es el momento justo,
y tu cielo de ardiente deseo
ya no necesita dormir más,
ya no más.

Porque tienes en cada mano
un ramo de ventanas,
y entre espirales de soles y lunas
tienes ranuras,

porque llevas mi nombre,
porque tienes mi lugar,
porque a veces te pareces
a un beso inmóvil en medio de la calle,
y un segundo antes que el labio
eres el cántaro de tu propia sed,

porque te contagias de alas
y te vuelves inmediata,
y cada tanto cambias de sitio
como quien dibuja.

Porque tienes ese movimiento que se prepara,
esa demora para llegar varias veces
sin conocer el punto,
porque has amado y por amor eres abrigo,
porque eres quietud y subtítulos,
y existes en un puente sin gente ni vestiduras,

porque sin ti los pájaros
se callan demasiado,
y contigo los plurales son mañana,

porque tu belleza tiene muchas puntas,
porque te amo y es allí
cuando me permito viajar entre líneas,
porque con la misma naturalidad del amor,

te amo casi tiernamente,
como asaltando la vida,
te amo y tal vez un día,
de amor no necesite regreso,

porque tienes un amor de ojos abiertos,
porque tienes un amor de ojos cerrados.

Tinta de Sangre
Marcelo Roberto Galán Capel
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados