miércoles, 29 de octubre de 2014

Lento y suave

Lento y suave

 
Y entonces te soñé,
fue muy sencillo,
cada beso tuyo me envolvía,
y yo sentía que el tiempo
mediaba reteniéndote entre los dedos,

cada beso fue cual brote rocío
en mi boca,
y te sentí enredando mi alivio,
y te miré escribiendo estas palabras,

y entonces me agrisé, igual
a un pedazo de cielo
mientras llueve.

Y entonces vagué
sin nada responder,
Tandil parece un río untado en primavera,
cambian los tonos de sus sierras,
hasta el sol y la luna
parecen disputarse el valle entre las piedras,

¡no te llamé,
será por eso que te amo tanto!,

y dejé que mi voz
se arrime a mi corazón, tanteando,
y dejé que la ternura
sea un abrazo voluptuoso,
¡te amo como quien sube una calle empinada!,

con la lentitud del agua,
con la violencia del agua,
con los pasos del agua,
con la armonía del agua,

y entonces descubrí los puentes,
y supe me visitabas.

Mi mano es la mano de tu piel,
así te encuentro,
como otra hierba,
con la certeza que detrás de tu rostro
siempre hay otro rostro,

y quebranto la rebeldía
naufragando en tus brazos,
y sé del ritmo de tu silencio,
poesía que pretende volar sin alas,

y entonces,
en un profundo espejo te deseo,
sobre toda tu luz,
sobre todas tus llamas,
y entonces
tus labios entre los labios,
tu piel entre las pieles
y tus ojos,
pensamiento de una estrella dormida.

Te miro y pareces salida de tu carne,
como si tu goce fuese un gozo más alto,
te siento como el mar,
abierto bajo sus olas,
y tu alma recostada en el amor
como una hoja nueva,
serena de horas lejanas,
ardiente sin siquiera tocarnos,

y entonces yo sigo a tu lado,
amor que me has buscado sin buscarte.

Lo que siento por ti
poco a poco tendrá su lugar,
y despertarás entre ruidos cotidianos,
y habitarás mis cosas sin decir adiós,

y entonces seremos la poesía,
tan sólo la poesía
de la verdad que desnuda
abierta al horizonte,

y mi nombre ya inminente,
y tu nombre naciéndome lento y suave.

Tinta de Sangre
Marcelo Roberto Galán Capel
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados