jueves, 23 de octubre de 2014

Ese pensamiento

Ese pensamiento

 
Que va corriendo
como polvo sobre la arena,
escurridizo como ojos desnudos
por el aire desnudo,
suelto como el cabello
hacia el gozo de la brisa,

que es infinito como el instante
de dos cuerpos cuando vuelven,
que es puro por presente
e inquieto como la sangre,
que es total equilibrio
de la luna en escaleras,
y del sol alargado y suelto,

ese pensamiento
es poema de ti,
desde muy lejos.

Que se asoma imprevisto
y es río lento,
que apoya sus dedos como un árbol,
pretendiendo besarte,
que dice en voz alta
como si hablara con un desconocido,

que llega del misterio y te mira,
que de mensajeros está envuelto,
que mira con amor y es perfección
enmudeciendo tus labios,
que cambia latiendo contra el pecho,
poniéndole nombres al agua,
que es tacto y silbo
y gesto leve,

ese pensamiento es poema de ti
y tu última pregunta,
mientras tú duermes y duermes.

Que es blando barro y junco,
y grito matinal cuando los claros inundan,
que busca obstinado entre orillas y corazón,
que murmura recuerdos
entre versos y versos,
que es sencillamente cierto
y melancólicamente abierto,

que calla al viento y es transparente,
que habla de nosotros
y no siempre es un poema,
que es nada y es todo,
como saberse enamorado,
que es uno de tantos
y a la vez tu cara a cara,

ese pensamiento es poema de ti
y lo que tú me enseñas,
mientras fuera se oye el mundo,
cayendo de uno en uno.

Que te quiero,
que soy contigo,
que de amores nos compartimos
aceptando siempre la invitación,
y se difunde la noche
recorriendo la penumbra,
sin cesar y renovada,
y un susurro errante calla las cosas,

que ese pensamiento es poema de ti,
que no tiene término,
como un arroyo que siempre empieza.

Tinta de Sangre
Marcelo Roberto Galán Capel
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados