lunes, 20 de octubre de 2014

Antes

Antes

 
Desde antes te contemplo,
quizá fue un amor errado,
tal vez la fuerza del deseo
no te supo a bien cuidado,

desde antes te creo,
inútil negarlo.

Antes que el viento
fuimos la albura de dos cuerpos,
esa sombra que mira al alma levantarse,
ese principio de bajo aire
desde antes,
desde muy antes,

como una embestida suave
a la que la madrugada
le iba poniendo nombres,

desde antes yo supe esperarte,
y por tu voz fui requerido.

Antes de poeta
fui junco de solitario río,
y hasta ser mar del sol y de la luna,
fui inicial de cada rosa,
antes de sueño fui enredadera
y aliento capaz de poner alas,

¡antes busqué y busqué llamarte
pero no había palabras!,

y sea como sea,
perduré en el mismo temblor hasta hallar la primera,
porque antes eras tú,
fanal de ensueño,
mientras alguien ama
y habla
y espera.

Desde antes que alguien
llamara a mi puerta,
fui incendio que se levanta
y soledad dormida,
desde antes el amador entendía
que arriba está la aurora y abajo la leña,
que para el cielo basta una llama
para que bien puedas amarme,

antes hubiera podido besarte,
pero no supe guardar las nubes,
no hubo quien me dijera
que el amor de papeles,
suele ser perdido por el tiempo,

¡antes no pude gritar
que no eras imposible!

Antes de creerte perdida
supe que nada se me había perdido,
¿qué quiere decir olvido?,
¿qué quiere decir amarte?,

antes,
mis ecos desvariados,
hoy tengo mis ojos, mis oídos
y mi corazón, cuando te miro.

Todo lo anterior a la piel
tiene tu nombre,
hoy te amo,
entonces recuerdo que una vez,
ignorante de todo,
casi pájaro,
también antes te amé.

Tinta de Sangre
Marcelo Roberto Galán Capel
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados