domingo, 21 de septiembre de 2014

Escritor

Escritor 


Quiero nacer,
del vuelo que proponen
mis sueños, quiero recorrer,
de la magia de vivir la vida,
quiero la razón, del deseo
que con el alba descubro,
quiero la puesta,

¡sólo necesito de amor
para escribir un poema!

Por las calles voy dejando fronteras,
ocupando flores con puestos de aire,
me gusta el vacío que propone,
la libertad larga de la ausencia,
y en esa plenitud de nada,
me gusta la insistencia de la luz.

Iba aquel día sin color y sin sonido,
sólo quería seguir,
como un vicio desencadenado,
pensaba en los árboles
enjaulados de hojas y ramas,
y concluía en que nada es lo que parece,

los paisajes son un suspiro de las alturas,
la noche oscura,
los secretos jugando con las sombras,
las gaviotas no son aves,
sino el perfil de las nubes
tropezando con el sol,
el amor es una mano en plenitud,
volviéndose persona, quizá dos.

Quiero sentir al por mayor,
que las plantas sean reemplazadas
por marcos de puertas de aroma a huertas,
que el desliz sea viento
que vive bajo y blando,
que volar sea la distancia de estar atento,
que los sentidos embistan la confusión,

yo prefiero el amor
al mundo sobre rieles,
me gusta el desequilibrio en bicicleta,

¡sólo necesito andar metido entre la gente,
para escribir un poema!

Al derramar mi voz a las cosas,
descubro que les pongo mi costumbre,
si estoy bien, las rodeo de caricias,
si acaso mal, levanto entre ellas y yo murallas,
no me gusta la codicia
ni estar marcado,
yo elijo ser siempre
fruto de un corazón enamorado,
no me gusta el amor que se disputa, no es amor.

Escritor
de las ventanas ante el ruido,
eso soy,
dos caras de la misma moneda,
el que sigue y el perseguido, el amor,
porque todo es amor,
hasta cuando un pie levanto,
o agito los brazos por quererte,
tan sólo por quererte,

¡sólo necesito aquel beso,
aquel día y aquel silencio,
para escribir para ti!

Tinta de Sangre
Marcelo Roberto Galán Capel
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados