viernes, 5 de septiembre de 2014

Amándote como hoy

Amándote como hoy

 
Al despertar
busqué mis brazos,
como trepando a un suspiro
que mi alma merecía,
besé los labios al borde de mi boca,
fui indolente con los ojos,
venciendo al sol de cara al alba,

y fue tuyo el amor
de febril desvelo,
y dí vueltas y más vueltas,
a través de mis ropas y aquella mirada.

Y te amé sin esperar,
al futuro de tus tantos seres,
a la mujer que me aguarda generosa,
a la que concede su tiempo a mi tiempo,
a la del aire esparciendo su ternura,
a la de la rosa que sube por el espacio
de la noche quieta,

y al hablar
adiviné tus formas,
no sé si eres pura o quizá blanca,
o si tan sólo fui yo, en tu vida encontrada.

No esperé a tus párpados,
tu amor fue cosecha,
me sembraste de lunas,
de portales en donde esperabas,
por cada estrella cediste un de pronto,
y fui sin temor a tu cuerpo,

y atrevido fui el rostro de tus manos,
y bebí de ti
como una sola lluvia a la orilla del mar,
o junco lucero en la arena morena,
temblando mirándote,
arrancándote en gajos,
gozando la virtud de amarte,
pidiendo el auxilio de tus besos.

Y el alma de aquel paisaje
inquietó el pensamiento mío,

si amarte es la luna,
entonces quiero estar debajo
de los árboles en otoño,
acariciado por sus ramas desnudas,
y que tu luz me hable de amor
en gotas de rocío,

si amarte es la quietud
de un silencio sobre el sueño de un río,
entonces quiero resplandecer entre las piedras,
que tu golpear al avanzar
despierten mi verbo y mi acción,

si amarte es el nido,
tengo celos de los celos de ti.

Mi deseo de ti es tirante,
para que me ames, mis palabras,
para tus huellas, mi playa,
para tu paciencia,
mi hiedra trepando por tus paredes húmedas,
para tu viento lo que el viento quiera arrastrar,

mi deseo tumbado,
mi camino viajero,
mi para siempre tocando a tu puerta,
mi volver, siempre volver,
por aquel beso que me diste.

Yo te prometo,
sin que tú misma lo sepas,
cuando convenga,
tal vez cuando amanezca,
dejar de ser a medias
amándote como hoy,
¡nada más!

Tinta de Sangre
Marcelo Roberto Galán Capel
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados