miércoles, 27 de agosto de 2014

Mi inicial

Mi inicial

 
Y dibujaste mi inicial
en el vidrio empañado,
y tus ojos cerrados,
y tu piel sedienta,

¿comprendes cómo te nombro?,
¿comprendes ahora
que en silencio te escucho,
y al escucharte lucho
en la humedad de mi deseo?,

y escribiste mi nombre
sucesivamente incierto,
y temblaste muy dentro,
sin resistirte,
rendida,
nombrándome.

Y de repente mi inicial
te abrió hacia mí,
como un tropiezo del alma
hacia esa escritura suspendida,
como una seducción despierta
que hilvana gemidos
apenas manos,
que ensaya cielos
con un amor atrevido,

y tu mirada empapada
considerando nada,
nada de soledad mientras el cuerpo estalla,
nada de ser la mujer que calla
mientras tu piel brilla en el aire,
nada de paisajes lejanos
ni de páginas que jamás serán leídas,
¡todo está en ti!,

tu extensión sorprendida,
tu aliento elegido,
el resumen de tus besos
sabiéndome urgente,
y mi incial frente a ti,
en ese espejo transparente.

Y mi incial,
distraída casi
como una interrogación,
una interna visión de mujer
que es ojos repetidos,
palabras apenas contenidas,
un amor que desliza
y al deslizar atrapa con fuerza,

inicial casi como desnuda,
con mejillas caprichosas del verbo,
sintiendo la savia del agua
en un contorno apenas testigo,

inicial que tú y yo reconocemos,
somos huella,
somos sangre
y hoy estamos frente a frente.

Y pensaste mi inicial
al poder estar juntos,
con lágrimas o gotas
allí donde el sexo dialoga,
con gruesos lazos
mientras la brisa abraza,
dibujando mi rostro
igual que los nuestros,

inicial que corre sin distancias,
inicial con pericia de tus dedos.

Y soñaste mi inicial,
mientras la niebla opaca
es adentro y afuera.

Tinta de Sangre
Marcelo Roberto Galán Capel
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados