lunes, 25 de agosto de 2014

Más que tu piel

Más que tu piel

 
Más que tu piel,
tu cuerpo,
y tú me das tu cuerpo
y yo te beso desde los labios
y hasta tus ojos
y hasta tu tacto,
y tus dos palabras que
siempre son una sola,

y tu divina desnudez,
y tus brazos no cerrados,
y ese amor desde siempre
que en las manos traes,
donde tu luna mira
desde tus ojos claros,
alcanzando todo mi valle
hasta mi boca,

más que tu piel,
la lluvia de tus besos.

Y tu voz,
que con motivo o sin él
me desnuda lentamente,
como un sueño abierto
al borde de la utopía,
tal vez resumiendo, yo diría,
a ese hombre vuelto deseo
que soy cuando te miro,
a ese placer que no te digo,
pero tú subes y bajas
cuando te muestras,

y me haces falta,
dice mi ternura,
y mi cuerpo es virgen
toda vez que tú decides,
y tu memoria enamorada,
ráfaga de mi más profunda piel.

Más que tu piel,
el placer que entendido es preciso
y desembarco amable,
es esa danza que pesa y al pesar, invade,
es esa presión blanda que se repite,
y entonces me miras
aprendiendo hasta mi nombre,
y entonces tus labios,
lentos pétalos de tu derramado pelo.

- Estoy aquí,
te digo suavemente mientras te acaricio,
aquí, volviendo a ti con mis ojos abiertos,
aquí, comenzando a ser consciente de ti,
de tu silencio,
de tu corazón que late de prisa -

- estoy aquí,
tímido y altivo
revelándote el alma,
borracho de sombras,
mirándote,
callado,
pensando,
amado,
y tú lo que el viento me ha traído,
un ocaso radiante camino al sol -

Más que tu piel,
por ti tiembla el aire
como hilos en campanitas.

Tinta de Sangre
Marcelo Roberto Galán Capel
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados