lunes, 14 de julio de 2014

Vine a reclamar

Vine a reclamar


Mejor que no nos busquen,
quiero estar contigo lentamente,
cuidando las caricias
pero despacio,
casi llegando el nosotros,
necesitándote labios y manos,
aprendiendo el amor
de boca a boca,
¡mejor respirarnos!,

confieso que otras veces
también te amo.

Mejor que no nos busquen,
quiero mirarte sin haberte comprendido,
y comprenderte con la urgencia de tocarte,
y con los dedos todo esté,
la ternura sin ruidos,
la paciencia de la belleza,
la lluvia de los besos
que sólo es válida en la piel,

insisto,
¡que no nos busquen!,
quiero seamos los dueños
de nuestras muchas ilusiones,
y que nada más nos quede,
simplemente a la misma hora.

Mejor que una página
en blanco nos guarde,
y escribirnos para desearnos
conscientes que el escribir,
ya no nos alcanza,
¡que palabras para amarte no me bastan!,
¡que las sílabas de tu viento no son tu voz!

Mejor no tener tiempo
y que me ames con la pausa
de quien contempla,
quiero etapa por etapa
ser tu poeta,
el de la cama,
el techo y
un espejo en la pared,
y la lámpara de noche
y tú llegando,
con la prontitud del todo,
con la seguridad de los últimos versos.

Mejor que no nos busquen
y que el amor sea sólo amor,
el que viene con ganas de volver,
el de los pies que se demoran en mis pies,
y sin pronunciar nombres,
el que llega y nos reconoce,

¡mejor que no nos busquen!,
que para seguir amándonos
tenemos que bien amarnos,
no hay otra garantía.

Que no nos busquen
y que nos aprendamos en pedacitos,
quiero conocer este camino de memoria,
el de tu cuerpo,

¡mejor que no nos busquen,
saberte aquí es el amor que yo esperaba!

Tinta de Sangre
Marcelo Roberto Galán Capel
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados