viernes, 4 de julio de 2014

Tinte de amor

Tinte de amor

 
¡Hola!,
¿qué tal te va?,
estaba pintando con versos
los colores del amor
y me acordé de ti,

la forma de tu amor
se me hace momentos,
entonces con un dedo
todas las horas te buscan,
¡no admitas que aún me sabes!,
con que llames a mi pecho
sabrás de la pasión que abrigo,

¡no me ames como has amado mil veces!,
¡no atiendas mi reclamo!,
ante el recuerdo yo siento
que brotas en el alma mía.

¡Hola!,
¿qué tal tu día?,
estaba releyendo viejas cartas
y descubrí tu letra,

y esta hoja arrebatada
como primer verso que no me perdona,
arroyo fugaz y repentino,
amor y abismo y tu voz temprana,
será que quiero ir tras un ensueño,
que escribirte es robarte el nombre,

será que leerte es amarte mujer,
sentir tu aliento,
escucharte a mi lado
y tu acento,
y tu boca,
¡que el amor en mí es tan preciso,
como las espinas a la rosa!

¡Y bien, aquí estás!,
medio oculta entre las ramas,
como en el fondo de aquellos tiempos,
como una puerta de agua,

¡hola!,
aún no te alzas del todo,
te veo venir de lejos,
y mis ojos y mis labios
lentos y pausados,

¡a veces te hablo,
como de ti me habla todo!,
¡a veces mañana es la misma hora,
en la que te besé por vez primera!

¡Hola!,
¿duermes?,
mirándote dormir yo quiero ser la brisa,
la que sientes cruzando
cuando respiras ligera,
el siempre amante que suspira y suspira,
y robar tu vuelo al murmurar de tus pasos,

¡y te detengas enamorada
apurando todos los goces!,
¡y me mires mucho
y me beses más!

¡Porque te asomas, hola!

Tinta de Sangre
Marcelo Roberto Galán Capel
Copyright © Todos los derechos reservados

Namaste