miércoles, 16 de julio de 2014

De pronto

De pronto

 
Por una vez quisiera decirte
que soy pasajero
de tu amparo,
abrigo de tu inquietud,
que a veces entre letras
me columpio de amor
hasta el punto de verte,
desde los besos que
sopla el invierno,

por una vez quisiera
robarte en el vuelo,
con un amor que ya verás.

Por una vez encontrarte,
razón de mis ojos,
quisiera no me alcance el viento
para correr y mirarte,
por una vez la noche
y saberme tuyo,
definitivo y único,
como una sola gota,

por una vez quisiera
quedarme quieto,
y dejar que la vida me
llene con tu nombre.

Por una vez trepar,
hacia tu mirada de tantas palabras,
por tu aire de cuerpo tendido,
y tus sueños que le dan forma a tu piel,
quisiera mujer me mires oliendo a luna,
y tus párpados colmados en deseo,

por una vez echarte de menos
y abrir los labios,
sabiéndote desnuda
con un dejo de mí.

Por una vez, lento,
dejarme cansado en tu pecho,
inmenso como cayendo,
creciendo y todo lo demás,
y la vez primera de estar después,
hasta que la luz no sea luz
ni las horas absolutas,
hasta que no seas mía
sino a mi lado,

y quisiera tus manos
buscándome siempre,
y que no basten las voces
más que el silencio.

Por una vez
me des tu clara de tus
penetrantes pupilas,
y toda tú en mi cama,
defendiéndote en flor salvaje
que se levanta,
y quisiera tus hilos en
mis hilos grises,
y tú y tus pétalos
y tus labios decididos,

y que no pensaras más que en mí,
conmigo,
que se entienda,

por una vez,
y me recibas y te recibas.

Tinta de Sangre
Marcelo Roberto Galán Capel
Namaste

Copyright © Todos los derechos reservados