sábado, 14 de junio de 2014

Mi forma

Mi forma

 
¿Cómo negar que te amo?,
¿por qué callarle a mis labios
el poderlo gritar?,
necesito de este amor
que me despierta,
que turba mis cabellos
y cada vez es como la primera,
necesito que sea así,
que seas tú.

¿Por qué pensarte cotidiano?,
¿cómo negarte a mis manos?,
este amor es a mi presente
como mis ojos al silencio,
este silencio que me inclina descubriéndote,
y te sé mía,
inexorablemente mía,
sonando un poco a mí y también vacía.

¿Cómo negar que has llegado para igualarme?,
¿por qué mis noches desesperan
sin tu piel desnuda y sin tu voz?,
puedo querer que seas como el alba,
que me quieras y me aprehendas
hasta que mis labios digan tu nombre,
puedo persuadir que te quedes,
hoy y mañana y todos los momentos,
puedo desear que seas siempre,
hasta mi ausencia y todo lo que me pertenece.

¿Por qué jamás estoy quieto?,
¿cómo negarle a mis espejos que te busquen noche y día,
como se buscan la noche y el día
cuando pienso en ti?,
¡ay amor que a mi sueño repleta!,
¡ay amor que se funde en mis venas,
que si una cara me mira
la otra me conquista!,
¡ay amor, me llevas rendido a tus pupilas!

¿Cómo negarte que eres,
que le das a mi vida más espacio?,
¿por qué te guardo en mi camino y trepo por él
y te convierto en mis orillas,
y hogar,
y rama verdecida?,
¡tú que tanto me quieres
por quien mi verso crece!,
¡tú que me vistes y desnudas en dos tiempos!,
el de nosotros y miradas de continua entrega,
el que me hace tuyo,
como tuya mi boca
cuando vibran mis palmas y mi sangre.

¿Por qué te sigo inevitable?,
¿cómo negarte que estoy hecho de ti,
hasta de tu dolor?

Estos son mis versos,
no tengo historia,
¡elijo ser tu poeta,
es mi forma de contarte!

T de S
MRGC
Namaste