jueves, 19 de junio de 2014

Memorias de mí

Memorias de mí 


Aún descansa en mí
tu aroma piel,
tu húmeda palabra,
todavía persiste en mis noches
la sombra de tu sombra,
tu cuerpo en mi silencio,
y tus labios,

sólo pensarte es diferente,
aquellos besos no me
apartan el tiempo,
nada es hacia atrás
cuando en sueños puedo besarte,

sólo pensarte es ...
donde quieres tú,
donde quiero yo.

De mí este querer,
este amor seguro de no acabar,
de mí la certeza,
este saldo en blanco de las estrellas,
tibieza que en mis ojos dejas
cuando estoy hecho de ti,
cuando estoy exactamente sobre tu cuerpo.

Cuando te elijo
mi voz me señala,
mi gozo se echa a rodar
y parezco retornar,
a las gotas de mi nombre
cuando rendida en mi piel,
al dejarme llegar al siguiente día
sin separarme de ti,

¿cuánto sabe el amor
cuando me doy entero?,
¿cuánto, sin más deseo,
me sientes con tus ojos cerrados?

Sólo pensarte es adentrarme
en una vida contigo,
en colores ejerciendo la hora,
es fiarme de la rosa y del aire,
y pensarte sin palabras, con brazos,
y tocarte con manos sin preguntas,
y pensarte sin mirar,
y tú sin mirarme.

¡No me descubras!,
salvo con caricias,
¡no estés siempre en mis actos!,
tan sólo con la punta de tus dedos,

de ti quiero tus ojos y tu distancia,
tus ojos para que estés aquí,
cada día al despertar,
para saber que no me equivoco,
que soy yo cuando en ti me encuentro,
la distancia para que estemos,
y tú y yo en el borde,
y que los dos nos busquemos,

como buscan las olas su ritmo,
como la suerte al asombro,
como el rostro que nunca se va,
que no se escapa,

¡sólo pensarte sin jamás detenerme!,
porque sólo tú cabes,
aquí conmigo.

T de S
MRGC
Namaste