lunes, 9 de junio de 2014

Este día

Este día

 
¿Qué haré con este día
que no se deja besar,
y con esta melodía que llega
a mí como si tu voz,
distinta a las demás,
me hiciese un distinto hombre?,

¿qué haré con estos labios
que son a mi vida
como las olas al mar?,

¿qué haré?,
y yo sonrío detrás del viento
desnudando todo mi sentir.

¿Qué haré con este aire
que pone cerrojo a mis horas,
y con este condenado grito
que nada dice y sin embargo,
es principio y final,
es amor,
es niñez en el corazón?,

¿qué haré con las palabras
que son llaves,
y mi deseo de tu cuerpo para siempre?,

¿qué haré?,
tú creces y yo me cubro,
tú me cubres y yo simplemente yo,
debajo,
debajo, Marcelo.

Me oigo y trato de escribir tu nombre
sin oír TE AMO,
me oigo sin mirar,
paseando de un lado a otro por este lugar,
¡me oigo y estoy tan lleno,
que soy seguro de ti!,

de ti que nunca eres demasiado,
que me gustas y me buscas
como en un destino circular,
de mí que las noches consumo bebiéndote,
que no oigo ni el reloj
ni a su oscura enredadera de tiempo,
de ti y de mí que poco importa
si hemos nacido para esto,
somos aquí nosotros, tú y yo,
amantes que se aman y no piden ser comprendidos.

¡Y con este día que no se dejar besar, no sé!,
podría guardarlo hasta que tú a mi lado,
o acariciarlo como tú a mis sueños,
quizá mirarlo fijamente
hasta encontrar mi reflejo en tus ojos,
y con este día traer a mí tus gestos,
tu cabeza en mi hombro,
tus manos en mi pecho,
tu boca en mi cuello
y yo mirándote
como te miro ahora, Marcelo.

Dice el poeta,
¡este día pienso en ti,
me ayuda a caminar,
no permitas que pase!

T de S
MRGC
Namaste