viernes, 6 de junio de 2014

Equipaje

Equipaje

 
Quisiera llenar de libros
mil equipajes,
porque existen muchas cosas
por recoger en mi camino,
y sentarme a la vera
y mirar pasar,
¡tantos olvidos y promesas de amor,
tantos te quiero,
tanto dolor!

Quisiera llenar de libros
todos mis Domingos en el columpio,
y volando muy alto
pretendiendo las nubes alcanzar,
y llenarme de amores que no piden llegar,
el de los árboles que no están
ni disponibles ni enamorados,
el de las hojas que no me dicen por fin,
el del sendero que sabe de mi amor sincero,
como un equipaje abierto,
un contínuo comienzo.

Quisiera llenar de libros
todos los lienzos
de todas mis palabras devueltas como un eco,
y de todos los silencios que me encuentran
como un centinela en la soledad,
y en un equipaje posiblemente de madera
guardar cuatro fotografías,
la de mis hijos,
la de mis sueños,
la del amor y una más.

Quisiera llenar de libros
un poco de mucho,
un mucho de poco
y que todo ello sea bastante,
para que el equipaje no pese y poder cargarlo,
y que las cosas no parezcan lejanas,
y los deseos dejen de ser sombras
y me hablen más, pero al oído.

Quisiera llenar de libros
algo de tu nombre,
otro de tu calle
y un por qué de mis veredas,
para que al salir a la vida nada te falte
de este manantial de letras,
para que el café te sepa a esa
carta de amor que ansías,
y un equipaje cotidiano
te lleve el aroma de mi cuerpo,
y otro equipaje más cercano,
me traiga cualquier cosa de ti, pero conmigo.

Quisiera llenarte de libros
para que todo lo mío te baste,
para que me des todo lo tuyo,
para que seamos uno
y no un solo equipaje,

¡quisiera llenar de libros
todos mis espejos,
para poder verme,
para tener donde mirarte!

T de S
MRGC
Namaste