domingo, 1 de junio de 2014

A propósito

A propósito 


Dile a aquellos latidos,
a ese instante que rechazan los relojes,
a esos labios que se humedecen
por tus únicas palabras,
que las manos que aguardan
golpeando a diario
las puertas de la poesía,
son las mías y es por ti,

por ti que ahora
posas desnuda,
como la noche que sedienta
de ti baila conmigo,
por ti que a mis sueños acudes
vestida de sentir,

con ojos que corren pareciendo
sujetar la creación,
con un corazón que se quema,
¡es tanto el devenir cuando
el infinito es inocente!,
¡es tanto el parir
que aún duerme en mi garganta!

Dile a tu alma
que mi aire me condena,
que mis letras y también mis ojos
no dicen nada sin ti,
que me enamoro de ti
sin nada robar
ni ocupar ningún lugar,
que de nadie son los besos
de mi amor por ti,

dile que mis brazos
insisten en abrazarte,
que te llamo en el viento y mi voz,
mi voz es el camino que jamás mira hacia atrás.

Dile a la lluvia que me gusta
cuando sus pequeños soles
se adueñan de mi silencio,
¡es justo en ese momento
que me siento yacer!

y es en ti,
como un poema escrito
en una vieja pared,
en ti como si mi forma de pájaros
se mostrara fuente,
y me llenara la boca
aprendiendo de ti.

A propósito,
dile al amor que mi casa tiene un jardín,
que cuando por la calle pasa la vida
sin detenerse
como un río o
como un vendaval,
soy la quietud y el amparo,

dile al amor
que más antes que después iré por ti,
y a tu piel y a tu cuerpo
que son mi derecho,

dile a condición y sin prisa,
que el amor que siento por ti
está hecho de cosas simples,
que amarte así es saber
que nada sería mejor.

¡A propósito,
escribo de ti!

T de S
MRGC
Namaste