lunes, 26 de mayo de 2014

Tus versos ocultos

Tus versos ocultos

 
"... es que tu esencia desde
que te amo vive adherida a mí,
como mi sentir a mi alma,
en cada sueño que sueño",

porque siempre espero de ti
un beso prolongado,
es que me pierdo de cielos
cuando miras sin mí.

Tus versos tuyos tan míos
que yo puedo escribir,
escribir por ejemplo: "la noche
en la que estoy y tú estás,
la noche en la que me desnudas
besándome entre mis brazos,
la noche en la que me amas y tus ojos
fijos sienten que me tienen",

y mi alma y yo ya no somos
los mismos, desde que te amo.

Tus versos de mar obstinado
se alzan en mí como alas,
como si el tiempo fuese un faro infinito
revuelto de pájaros,
y entonces yo puedo trazarte
en palabras: "¡ah mujer, mi deseo de ti
es tan trenzado, que bien puedo
anudarme a ti desde tu voz,
o colgarme de tus labios,
o caer tumbado en tu piel
descubriéndome perdido de ti!",

y mis manos son mis versos
que te comprenden,
y tus manos se vacían en mí como ánforas,
cuando tú me llamas.

Tus versos nunca me dejan de beber,
arden en mí entre sonrisas y lágrimas
desde el fondo abiertos en tierra,
y entonces yo puedo comportarme
en letras: "mi amor, el amor que nos espera
golpea a diario mis ventanas,
¡es más, ahora, en este momento!,
es como un deseo que viene y que va
pero no claudica en su intento,
es como esos besos hechos de besos
o como una mariposa que volotea",

y me vuelvo hojas,
las mismas de otoño como de primavera,
y te siento en todas las cosas,
¡es vano el intento de mis sentidos,
no pueden limitarme!

Tus versos ocultos son a mi tinta
como una rueda que gira por entre mis páginas,
y te imagino silencio demandándome,
y te creo repentina.

T de S
MRGC
Namaste