jueves, 15 de mayo de 2014

Rieles de la Paz

Rieles de la Paz

 
Es la Paz,
siempre es la Paz
la que a veces se oculta
y otras parece huir,
la Paz que de muros de sueños
se viste de máscaras para nunca dejar de ser,
la Paz en un contínuo ejercicio de letras
como un sereno amante,
o como un hábito de las sombras,

Paz que cual cántaro se levanta
y es voz de las aves,
intemporal,
ansiosa,
sucesiva,
mágica,

Paz que se desata cuando todo el
cuerpo golpea las pesadillas,
y es oído que se hace llama,
y fortaleza en mitad de la guerra.

¡Buen día Paz!,
tienes que creer en un ejército,
un ejército de manos necesarias sin rencores,
un ejército de siempre la voz
más allá de las miradas,
de aquellas palabras que siempre llenan,

flor,
paciencia,
justicia,
Paz fuente de vida que siempre quema
cuando la encuentras.

¡Hola Paz!,
te extrañaba,
saberte aquí es conservar intacto tu paisaje,
¡cuando me ames simplemente llámame!,
mi amor esperará por ti
siempre en el azar.

¡Quédate Paz el tiempo que quieras,
por ejemplo todo el tiempo!,
aquí puedes reconocer tu corazón,
¡todo es con vos!,
el pasado está muy lejos,
el cielo es hacia ti.

¡Bienvenida Paz!,
aunque contigo traigas viejos dolores
y algún que otro milagro.

T de S
MRGC
Namaste