martes, 6 de mayo de 2014

Enamorado

Enamorado

 
Me he poblado de tu vientre
y de tu amor,
de tus altos ojos
creciendo hacia mí,
y tu nombre evoco fijo,
y te empiezo a sentir,
de punta a punta como una ambición.

Me he vuelto raíz
y te resuelvo en mi alma,
y te declamo mi amor dejando
mi deseo en tu espalda,
y te entrego mi amor
como tú ahora,
arrimada a mí,
dándole a mis dedos tu voz y tu silencio.

Me he sentado de ti
y voy a tu lado,
tan extenso como el cielo,
tan corazón como relámpagos,
sé que soy tu encuentro,
apenas flor, apenas rama,
apenas tu cuerpo cuando ser vírgen
y libre es toda la claridad.

Me he enamorado de ti
desde ahora y desde siempre,
estoy sediento mas no es de beber,
de mis manos al amanecer y tú aquí,
de que quieras acabar para volver a intentar,
tantas veces y tantas sin desfallecer.

Crecí y es para ti,
estoy hecho de tus porciones breves,
y como un hilo de río me dices TE AMO,
y semejas tanto tiempo
y recién nacida,
y vuelves como lo fuiste,
mi amante,
todos mis sueños,
mis letras.

Me he caído de ti
por mis interiores caminos,
como esa brisa que nos abraza a los dos,
ocaso infinito de mi amor
entre tu sonrisa y mis ojos,
fuente teñida de ti y de tu amor,
con motivo de tu luz.

Quiero darme cuenta
pero no es necesario,
de ti estoy enamorado,
de atraerte hacia mí,
de tu pecho junto a mi pecho,
de tu sentir y tus deseos,
de tu piel junto a la mía
y puedas saciar mi boca,

de tocarte y que no me alcance
porque en tus brazos quiero sentirme,

sí, puedo esperarte sin cansarme en la espera,
sí, puedo soñarte sin rendirme,
sí, puedo tratar y tratar sin extenuar mi voluntad,
sí, tuyo es mi mundo, poema de mi vida.

Me he quedado en ti
desde que tropecé contigo,
y le di al viento tu nombre,
y a las nubes mi suspiro,
y le di a mis labios tu palabra
como un Quijote de libros,
y te quise constante por la
savia de mi sangre,

enamorado de ti,
clavado en tu página diaria.

T de S
MRGC
Namaste