domingo, 13 de abril de 2014

Poesía de vez en cuando

Poesía de vez en cuando

 
Es claro el espacio reflejado
entre mi más profundo
y mi mirada,
como si mi aliento fuese esa
tenue luz que se abre paso,
de los árboles su follaje,

es cuerpo que se inventa lleno de pájaros y silencios,
es poesía de vez en cuando,
y crecimiento.

Es un abrir y cerrar de ojos
con la fuerza de nadie,
es un desnudo viento donde todo es viento
y el mismo viaje,
es un recuerdo que me alcanza
en la cama y en los versos,

es poesía de vez en cuando,
y peldaños por momentos.

Es un nosotros que siempre
es inicio para el que vuelve,
es un afuera que insiste
en el frente de la casa,
es un final que no es final,
sino dos nombres esparcidos,

es poesía de vez en cuando
que no vive más que en ti,

con la entrega de las sombras
encendiendo lo que toca,
con preguntas ávidas
que se consumen en los labios,
con formas invisibles que nos habitan,

que despiertan a nuestro tacto,
que percibimos unidas al alma,

es poesía de vez en cuando,
que habla con tus palabras.

Es un sueño solo que sueña mi sangre
y mis manos por delante,
y un repetido despertar del corazón,

es el camino andado con sentimiento,
es el alba siempre divisa,
es entre ir y venir,
la transparencia,
es lejos y cerca y la misma sílaba,

es poesía de vez en cuando,
y en un instante,
cenizas de brisa.

Es la lluvia que se alimenta de lluvia en su vertiente,
es la gente de hombros mojados
y espaldas desnudas,
es el sol y la luna en el mismo espejo,

y el reflejo al borde mismo,
es poesía de vez en cuando,
y en su orilla un joven guerrero.

Es poesía de vez en cuando que va naciendo,
que va saliendo,
como un rumor de hojas nuevas y
una mujer niña que espera.

T de S
MRGC
Namaste