jueves, 24 de abril de 2014

Hay días

Hay días

 
Hay días que
nuestro amor es móvil,
y la leve brisa
de tu sonrisa y la mía
parece convocarnos desde el azar,

hay días que somos tan fértiles
como la pasión que en los cristales
tiembla de lluvia,
y somos cielo de cada pájaro
que nos inunda,

hay días que algo de niño tengo que tener.

Será que amarte
es llevarte creciente,
será que las flores se maquillan
de la dulce sencillez de la sombra,

hay días en que la poesía
está en todo lo cotidiando,
hay días en que llegas a mí
con la belleza del primer artesano,

hay días en que el viento es la noche
y gira el deseo,
y tus brazos son a mis versos,
y mis ojos fijos
y cosas así.

Será que mirarte es oir la inmensidad
como el pasto al rocío,
será que sentirte conmigo
es saberme nosotros,
que en el rostro te busco
como antes mis besos,

es que hay besos que se pronuncian sin necesidad de besar,
los hay de miradas y de silencios
y verdaderos desde el alma,
algunos llevan calma,
otros proponen condena,

hay besos que se palpitan y son íntimos,
hay besos puros y cobardes.

Hay días que quizá estando
solo busco aprender,
por ejemplo,
que la vida es un surco
en donde siempre florece el afán,
que hay cosas que como el mar
cada tanto vuelven,
que hay otras que como el río,
simplemente pasan para nunca más,

¡hay días en que me sentirás lejano
pero no te rindas,
tú tienes todo el tiempo de mi amor por ti!

Será que tú no eres de esas
y yo no soy de esos,
que el amor nos sabe sobre el mismo aire,
para verte,
para vernos.

T de S
MRGC
Namaste