jueves, 3 de abril de 2014

Contigo pero sin ti

Contigo pero sin ti


Contigo el amor es una siembra,
es un Domingo por la tarde
y de la mano en un jardín,
un Lunes por la mañana y
una manzana para dos,
un corazón con calor de hogar,

es un volver a empezar
bajo la lluvia sin ego ni piedad,
contigo es un perfume almizcle,
¡la belleza te ha dado el poder
de morirme para renacer al mismo tiempo!

Pero sin ti son tibias las manos antes ardientes,
es solo el aire en la puesta de sol sin tus ojos,
sin ti se despoja el silencio, se descubre,
se piensa olvido el crepúsculo
y el cielo se cree fácil anhelándote desnuda,
es que sin ti se desprenden las nubes entre lágrimas,
reclamándote como eras.

Contigo le dejo a mis labios tu PARA SIEMPRE,
esa asunción de girar y girar entre gemidos,
el penetrarte reconociéndote
sabiéndote aquí,
es que contigo el amor del amor es ahora,
ahora que todo nos pertenece,
que los horizontes están en nuestras ventanas,
ahora que el alba tan sólo despierta por ti y por mí.

Pero sin ti mis ojos de hombre me miran,
mi pecho de hombre responde a mi voz
y a mi lado es un día cualquiera,
como vulgar y corriente el olvido antes de serlo,
cuando la cercanía de uno mismo es la memoria,
y la intimidad es tumbarse a ver qué pasa.

Contigo el maquillaje es la cautela,
la seducción perfecta sabiendo lo que me gusta,
tu caminar convencida,
la relación que nunca es casual,
tu manera de pensar,
que me elijas todo el tiempo,

porque contigo nada está escrito ni es resumen,
porque contigo todo es tú.

Pero sin ti soy un río discreto y nada más,
apenas una fuente diminuta en cuyo espejo de agua
sueñan las estrellas,

y contigo el eco del amor se abre en flor,
y contigo derraman su aroma las miradas.

Contigo pero sin ti,
el poeta dice la verdad,
¡para que tú me hables de amor
soy un montón de lunas que no acaban nunca!

T de S
MRGC
Namaste