lunes, 10 de marzo de 2014

Volviendo

Volviendo

 
Estoy volviendo a tu cuerpo,
a tu piel que tanto negué
en arduos borradores,
estoy partiendo hacia ti con
tus labios por recompensa,
estoy abriéndome.

No me preguntes si te amo,
no me preguntes si llego
dolido después de tanta ausencia,
cree más bien que tú eres el camino
que siempre ha conservado mi paisaje,
siente que te reclamo,
que mi amor te espera,
que en mi voz reconozco tu corazón.

Toda esta distancia es nuestra,
te miro y te imagino,
me miras y soy un hombre listo
dispuesto a tu horizonte,
soy ese cambio que te convence,
soy el sin embargo de tus noches,
estoy aguardándote en mis sueños, para amarte.

Estoy volviendo para luego,
para tener razón y encontrar ese silencio
cómplice entre tus manos y mis manos,
estoy volviendo por cada palabra no dicha,
por tus labios y mis labios cuando se miran,
por ese amor que me pregunta a solas
¿cuándo le dirás?

Te amo,
tu cuerpo tiene mi armonía,
mi cuerpo, esa suma de ti
que me hace ser un mejor hombre,
¡me quiebro en las ventanas al gritar tu nombre!,
¡mis ojos son siembra que abarcan tu destino!

¡te amo!,
me gusta sentirte en los párpados
y ser feliz, aprendiéndote.

Estoy volviendo a tu amante para dejarme en ti,
estoy cumpliendo con aquel comienzo,
sin anuncios,
sin promesas,
un solo comienzo que nos habite,
que nos enmudezca,

y tu cuerpo y mi cuerpo,
y el buen amor.

T de S
MRGC
Namaste