martes, 25 de marzo de 2014

Tu cuerpo

Tu cuerpo


Tu cuerpo es un
relato interminable,
es mi lado callado
cuando se apaga la luz,

tu cuerpo que de ojos
cerrados me mira,
como esa pintura que arrastra la
sangre de trazos lentos,

tu cuerpo cuando yo te miro,
cuando me alcanza
la verdad de tus labios
y acaricio tu pelo mientras TE AMO.

Lo que necesito de ti te
está abrazando en este momento,
y me sientes respirarte a media voz,
y te invento mientras aprendes de mi boca,

es que no quiero ser sólo quien te provoca,
quien te aprieta a mí caminando lentamente
la senda de las caricias,
quiero tus manos inquietas en mis manos y tu buen amor.

Apenas suspiro cuando cobro alas,
diríase que soy un prólogo de ti,
la infancia de tu soledad y mi silencio,
esa doble osadía que es la vida, si el tiempo lo permite.

En el amor que te doy,
paso de un corazón alerta a sueños indecisos,
de mis manos en tu cintura a desnudos a medianoche,
soy la vigilia y tú, testigo de los mundos de mi aliento.

Tu cuerpo,
insisto,
dueño de lo que empiezo,
de lo que no impera callar,

es que aquí gozo cuando tú yaces,
porque tú naces de mí desde que amaneces en mi piel,
¡bravío es tu nombre
y tú, tímida sobre mi hombro!

¡Estoy lleno de ti,
lo digo incansablemente!

T de S
MRGC
Namaste