sábado, 15 de marzo de 2014

Todo

Todo 


El amor es un derrame hilo a hilo,
es un intenso río de tiempo,
de sus orillas a veces años,
otras instantes,
es un paisaje que siempre llega,
a quien bien sabe esperar.

Si pudiera elegirte,
serías ese otoño al que siempre
le devuelvo la mirada,
la casa como nidos,
la incógnita de mis ojos,
si tuviera que crecer desde mi ventana
como el único medio para llegar a ti,
sé que mi nostalgia atardecería,
abriéndose al rocío,
cargándose de gritos y de tu nombre.

Si el hombre que te ama se parece a mí,
y mis manos te encuentran,
y las noches dejan de ser simples noches
desde que tú y yo,
sé que te sabré sin excusas,
no hasta donde estás sino hasta ti,
sin preguntar la hora.

Me gustan los besos que marcan por el resto,
como soñarte sin querer,
será que en los sueños te acorto,
será que te llevo dentro, no lo sé,

lo cierto es que hago mis cosas diarias y te pienso,
que te pienso al recordarte y entonces te siento,
que tuyo es el recorrido y mía
la rebeldía de mi cuerpo,
que tú estás,
que no importa quién eres ni cómo te llamas, pero estás,

y no soy una mitad a la espera de su mitad,
y soy un entero que quiere contigo compartir su vuelo,
y no soy inalcanzable si tú me reconoces.

¡No me faltas, eso lo sabemos!,
mi amor por ti es como el viento,
es simple,
un día un hombre y una mujer se aman,
un día dos cuerpos se despiertan,
y se saben desnudos.

No importa cada poema que aún late en mí,
tuve miedo y lo tendré de cada paso,
y agradezco que sea así,
no temo caer sino caer sin ti,
después de todo en mi corazón estás,
y en el silencio todo te doy,
cuando sin voz y sin pretender me oigas, te digo TE AMO.

Creo en el amor que te conoce,
en la distancia que no lastima,
en saberte de día.

T de S
MRGC
Namaste