martes, 11 de marzo de 2014

Razón y amor

Razón y amor

 
Aletean mis sueños
sin naufragio
sobre tu nombre,

mis sueños que a mi cuerpo
dicen de tu piel,
que te desnudas desde la puerta
hasta las sábanas,
que de tu boca me llamas
con la misma mirada que ahora llevas,
condenada a la búsqueda de mi corazón.

De mi pasión tu silencio,
ese que me envía suspiros como si supiera,
como la noche que en mis caricias es idéntica al agua,
y aletea tibia como una palabra,
y mis ojos dentro de tu mirada.

De tu nombre quiero yo entre mis huesos,
de tu cuerpo estar frente a frente,
para que esas letras desemboquen en mí como una enredadera,
para que me descubras,
abrazándome si quieres,
besándome tal vez.

¡He recorrido vastos caminos para llegar a ti,
hasta ser juntos,
hasta amarnos!

Aletea mi amor dirigido hasta tu alma,
se precipita entre tus hojas hasta mostrarte mis pasos,
es que mis huellas siempre fueron tu morada,
el amor que me esperaba,
el aroma palpitante de tus ropas,
¡y aleteas desatada!,

y tú y yo somos asombro y locura,
esa constante ternura que nos acosa.

De tus labios quiero caer como si
perteneciéramos a un árbol,
como si el cielo se quebrara
y fuésemos aire desde las alturas,
y que desgrane tu voz en un mar de gemidos,
te quiero río y escucharte subir y tu voz en vuelo,
yo quiero tu aliento como la lluvia.

De tus manos mi única razón,
razón y amor como dos alas.

T de S
MRGC
Namaste