sábado, 22 de marzo de 2014

Que no

Que no

 
Que no,
que el amor no puede
tomarse descanso,
que los labios que no besan
se acostumbran a no ser besados,
que las manos que no acarician,
abandonan a cuerpos
que no se saben abandonados,

que yo TE AMO.

No espero curarme de amor,
es más,
no pienso dejar a un lado,
ni por un momento,
el tiempo de pensarte todo el tiempo.

Que no me falte el aliento de imaginar tu voz,
que no se calme mi sed por desearte tanto,
que por amarte seas posible
y por posible seas bastante,
que las palabras jamás me alcancen
para el amor que te pronuncio,

que no se pare el mundo por el silencio,
que mis mejores versos
aún los estoy creando para ti.

Tú me entiendes, yo sé que si,
bien sabes que nunca soy directo para decirte que TE AMO,
si te pido te abrigues,
te digo que quisiera sean mis brazos,
si pregunto si has comido,
te sugiero que el amor es mi mejor argumento,
que a mi mesa siempre hay dos platos,
si respondo que TE EXTRAÑO,
desnudo mi corazón entre las gentes
mientras aguardo por ti.

Yo quiero mirarte aprendiéndote,
yo quiero quererte mientras hablas,
que escucharte sea el pretexto de quedarme.

¡Tú eres el poema que no quiero,
imagino tu rostro de asombro!,

es que te quiero noche y suspiros,
yo te quiero toda y piel y que el día
se haga nosotros haciéndonos el amor,
quiero tus sueños,
esos que caen infinitos cuando
juntos miremos el cielo,
quiero todo y el resto,

para encontrarte y encontrarme,
para que nunca más seas mi intención, sino mi estar,
sé que TE AMO pero quiero más,
quiero aprenderte a amar.

Mis brazos poco a poco se abren,
y es por ti.

T de S
MRGC
Namaste