martes, 11 de marzo de 2014

De nada

De nada


Si vuelas yo vuelo contigo
para estar donde tú estés,
no importa si brillas
o si el verdor es árido,
si las palabras son recuerdos azules,
si los cuerpos se han vuelto muros
y el mundo no nos comprende,
yo quiero estar contigo,
en tu vida,
porque tú estás en ella.

Si tocar el cielo es besarte,
yo quiero ser tus caricias,
quiero subir hasta ti
y abrazarte hasta siempre,
yo quiero que hacerte el amor
sea saciar mi sed de ti,
y sentirte mía
y rozar tus labios
y ser tuyo.

Yo quiero ahora contigo
y mañana contigo
y así,
para enseñarte todo de mí,
desde el mismo instante hasta la ansiedad,
yo quiero la verdad de la vehemencia del viento,
y el contagio del silencio
y estar perdido de ti.

Si quieres yo quiero contigo,
y esa rebeldía tan sólo apta para ti y para mí,
quiero tu deseo sin importarme tu pureza,
y los sueños altivos con sabor a libertad
que arrastras a mi pecho,
quiero pedazos de tus días sin límites de impuestos,
no me gusta la realidad vacía
y extender mis manos y no encontrarte.

Si quieres ir delante yo te sigo,
dejaré que tu nombre a mi nombre designe,
yo quiero el horizonte de tus ojos,
tú diciéndome TE AMO
y yo en el aire estremecido,
tú quien me dicta mis formas enamoradas,
y yo siendo tú misma,
mi tierra,
mi mismo encuentro.

Si me pides mi boca rendida,
te doy mis brazos abiertos,
para que tú sola quepas,
para que tu amor sea el regreso,
para que mi amor el reflejo,
para que ya no me eches de menos,

y tus ojos en mis ojos fijos,
y quizá mis ojos abriéndote lenta.

Si quieres podemos ser dos pieles cuando se aman,
tú meciéndote ligera y egoísta,
yo recobrando el tiempo
desde tus cabellos hasta tus pies.

¡Si tu amor y mi amor es nuestro,
no nos hemos perdido de nada!

T de S
MRGC
Namaste