viernes, 21 de febrero de 2014

Dentro

Dentro


Dentro hay un encuentro,
un reto,
una oportunidad para amarte de
mil maneras
antes de tocarte,

¡hoy, como siempre,
tengo ganas de ti!

Aquí te pienso a la misma hora,
toda tú me suenas,
cual péndulo remansas el aire
bajando por mis ramas,
y te espesas,
y en la comisura de mis labios te quedas,
y fronda de luceros me miras,

¡vaya sorpresa la mía!,
sin conocerte me siento asomar en tus ojos abiertos.

Dentro es como si fuera un sueño,
un reposo que abruptamente despierta
robándome los sentidos,
dentro es como si un río íntimo fuese vigilia
del amor nuevo,
de esa gota de rocío nunca herida,

dentro es como la punta de una espina,
si la acaricio, es mía,
si la enfrento, será que aún no he aprendido a amar.

Dentro
el viento y el alma se debaten,
se contagian de silencios,
se insisten en los paisajes,
dentro te toco sin otra fuerza que tu cuerpo,
tu cuerpo que hoy es cárcel de mi cuerpo,
y se me van los dedos a por ti,
y el amor me estremece en un dulce suspirar,

¡con Tinta de Sangre es que escribo,
mis palabras son árboles,
y una lluvia de hojas es tu pequeña cicatriz!

Dentro dices tuya,
tu más dulce secreto,
tuya como una canción de rayo de luna,
tuya como ese juicio que surca,
que ya no puedes,
que es fiebre que enciende,
y digo mía,
callando más pero amándote,
aceptando
que te busco entre la gente,
que no hago más que desearte
hasta que me duermo y despierto.

Dentro me doy cuenta que empiezo de nuevo,
que hay ojos que miran,
que hay labios que sueñan
y que yo te espero,
dentro,
como un tumulto sediento en el pecho,
como si tu voz me inspirara,
como si por amarte y tú enamorada,
nos llevara un mismo afán abierto.

¡Ay de este deseo que cree ser mío y no es mío!,
sin nombre murmuro tu nombre,
y tú un suspiro.

T de S
MRGC
Namaste