viernes, 10 de enero de 2014

Siénteme tuyo

Siénteme tuyo

 
Siénteme tuyo frente al mar,
esculpe las horas y emerge de mi aliento
como una ola,
una incontenible ola sin forma
que muere de sed en tu piel,
¡hay mujer!,
increíble mujer de instinto,
¡hay mar de amor y deseo!,
quisiera no entender quien eres en mis sueños,
quisiera no poder,
quisiera no mirar pero no puedo,

siénteme tuyo y confúndeme,
tus lazos de sombras y bohemios me envuelven extraño
quebrando mi mundo,
renacen tus cielos de cabellos al alba,
te abandonas descalza sobre mi corazón,
¡hay amor!,
¿qué cantarán los pájaros cuando el
naufragio sea todo el tiempo?,
¿dónde habrán los besos alzarse como un faro,
entre la embriaguez de tu amor,
y el silencio de ti en mis labios?,

siénteme tuyo y descúbreme,
retrocede más acá y tócame,
mi cuerpo húmedo evoca tu ternura,
te albergas en mí,
te acoges en mis brazos,
¡hay amor!,
¡que más quisieran mis manos
que contenerte en pétalos de fuego!,
¡que más quisiera el desespero,
de anudarme a ti y saciar mis deseos!,
¡hay mujer y mi sol!,
quisiera ahogarme en tu flor,
y romper en torrente aventurado y perdido,

siénteme tuyo, yo te lo pido,
diminuto, desnudo,
cerrado en tu boca,
recostado en tu pecho,
el amor que siento por ti,
que tú has despertado,
se inclina salvaje a la raíz que sonroja,
la noche gira con su luna,
mi cuerpo sabe a tierra, me moja tu mar,
me conmueves,
¡hay amor de versos de hojas!,
¡hay mujer!,
de río de miel y derribo,
siénteme tuyo,
como tuyo mi destino.

T de S
MRGC
Namaste